Memorias. Parte III. Fin.

Llegué anoche, mi hermana fue a recogerme al aeropuerto y me trajo a casa, todos saben que no me gustan esas escenas donde toda la familia desfila para recoger a una sola persona.

Mis padres están muy contentos.
Extrañaba verlos así. Felices por mi causa. ¿Cuántas veces en mi vida les habré causado tristezas?


Debo volver a mi asado de bienvenida.
Me encerré en el baño para llorar.


Sigo sintiendome extraña aquí, como antes. Como siempre.
Nada ha cambiado.


Quiero irme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario