Suerte.

Hoy me desperté con la idea de borrar este blog, porque pensaba que muchas cosas de las que están acá no reflejan quien soy ahora.

Quizás lo que nos decían en la primaria es verdad... No nos podemos proyectar al futuro sin conocer nuestro pasado.

No les mentiré, hay muchas cosas que me avergüenzan y que probablemente borre.

Hay muchos sentimientos acumulados en algunas líneas. Pero esos sentimientos ya los he dejado atrás.

Tal vez más adelante escriba cosas que me avergüencen aún más.

Pero ustedes, que no sé quienes son, son quienes más me conocen de algún modo, porque haya sido por recomendación o por un tropiezo en google llegaron acá y decidieron leerme.

Los abrazo.

Me quedo.

2 comentarios:

  1. Gracias por mantenerlo....
    Ya hasta me motivaste a volver a tener un blog.
    Además... podemos borrar todo, pero las cosas que hicimos y que fueron no se pueden borrar, solo olvidarlas un tiempo.
    Lo leeré más seguido.

    ResponderEliminar