No sé hacia donde voy.

No sé hacia donde voy, pero se que voy por buen camino.

Porque todos los días tengo la oportunidad de aprender algo, grande o pequeño, superficial o profundo.

Y ese amigos míos, es un privilegio de muchos que pocos aprovechan.

Dicen que hoy 20 de marzo es el día de la felicidad y he leído ideas bastante simples de lo que haría felices a algunas personas.

Y me pareció bastante patético, sin embargo, no dudo que un pequeño detalle (independientemente de cuanto dure) basta para ser felices, aunque sea un momento y tal vez eso es lo que cuenta.

Quizás yo pienso en un estado de felicidad un tanto más permanente que evidente, por eso no me conformo.

Nunca me conformaré.