los sentimientos no cambian , solo se cambian de prójimo...

Siempre recuerdo esa estrofa de un poema de mi profesor de literatura y teatro del colegio...

Los tiempos no pasan,
solo pasamos los hombres;
los sentimientos no cambian,
solo se cambian de prójimo.

Y es que es así... los sentimientos van cambiando de unas a otras personas sin aviso, con dolor y sin él.
Y todos los cambios, todos son absolutamente necesarios.

Ya no tengo novio.

Lo sigo considerando una buena persona, no le guardo rencor, aunque a veces sentir cosas negativas es inevitable. Fue una buena relación, pero terminó, como todo lo que empieza.

Es triste si, pero de amor nadie se muere, menos yo.
No daré detalles de la ruptura porque fue triste pero no dolorosa.
Esa relación marcó una etapa de mi vida, pero no la definió.

Soy capaz de amar muchísimo, pero con el mismo afán que amo, olvido.
Porque llevo en mi piel las marcas de los dolores pasados que son mi aliento.
De etapas que terminaron y de gente que se fue, y no solo amores, amigos también.

Sería absurdo pensar, que en este planeta lleno de gente, yo esté destinada a estar sola.

Creo firmemente en el amor, en el amor grande, el que te hace feliz, en el amor que te da la gente que se interesa en ti, sea una pareja, la familia, los amigos, el amor que sientes por tu trabajo, por las actividades que realizas por puro amor,  por tus amigos animales, por el mundo entero y sus colores.

Me parece dulce imaginar que en algún lugar de mundo estará un compañero para mi vida.
Alguien que camine conmigo, me hale o empuje según corresponda y con quien yo haga lo mismo.

Solo debo recorrer el mundo y esperar que el tiempo y el espacio sean complices y nos pongan a fotografiar el mismo paisaje, al mismo tiempo, en nuestras memorias.

Mientras tanto, los abrazo a todos, gracias por leerme y ser parte de mi historia, quienes quiera que sean, donque quiera que estén.

UPDATE

Hay tanto tan diferente en mi vida ultimamente. La estabilidad sobre todo. Es un poco extraño.

Hace unos 4 meses voy a un gimnasio. El gimnasio si ha hecho una diferencia en mi vida. No he bajado de peso brutalmente, ni tengo un cuerpo escultural, pero mi corazón está verdaderamente sano, los efectos de tabaco son apenas notorios, soy una persona físicamente más resistente. Hace muucho no se lo que es una gripe y las migrañas casi han desaparecido.

No he dejado de fumar ni de echar par bielas de vez en cuando y le cogí gusto al baile, pues en el gimnasio imparten clases de baile técnico. :)

Trabajo en una institución pública, me gusta lo que hago, soy buena en ello y me llevo bien con mis compañeros. Planeo inscribirme en una maestria este año.

En mi familia todo marcha de maravilla.Creo que somos felices.


Mucha gente entró y salió de mi vida en estos dos últimos años.  Recuerdan a mi ex?.. aún me escribe de vez en cuando y es un poco extraño, porque pese a que la cagó se que no es una mala persona y si busca mi amistad es porque el piensa también que soy buena persona, tons a veces conversamos de cualquier frugalidad.

Hubo sucesos tristes también. Gente muy buena murió y eso es algo que ultimamente es demasiado frecuente. No me gusta, pero se que es parte de la vida y lo asumo así.

Y otras personas llegaron a mi vida y no quisiera que se vayan. Actualmente llevo dos años de relación con un gran hombre.

A veces se siente un poco extraño estar con una persona tanto tiempo, pero nos hacemos felices, nos apoyamos, nos acompañamos y reimos mucho.

Pero algo muy importante sucedió el fin de semana que acaba de terminar. Me convertí en la orgullosa madre de un perrito runa.

El cachorro me lo dió mi novio. Su perrita quedó preñada y luego de parir alguien sin corazón la envenenó y murió. Así que él decidió dar en adopción a los cachorritos, eran demasiados para quedarselos.

Nacieron 10, sobrevivieron 8, ubicamos en buenos hogares (espero)  a 7 de ellos; y, uno de ellos, el octavo es mio, de mi familia.

Aún no tiene nombre pero es un perro muy especial desde el día que nació, pues fue el único de color negro en su camada y no se parece en nada a sus hermanos. Aparentemente su padre es un Mastin Napolitano así que espero que no crezca tanto.

Pese a ello, se que estabamos destinados a estar juntos. Hace cerca de 10 años no tengo animalitos. Estoy perdidamente enamorada de él.

Así que confirmé que lo bueno tarda pero llega y a veces se queda.

B-Day!

Como siempre llegué tarde al cumpleaños del blog!

Son 4 años, de escribirles y contarles cosas que no les importan :D

Gracias por siempre estar ahi, se que no escribo como antes, pero resulta que la vida a veces nos lleva por caminos extraños.

Prometo hacer pronto un post en el que les cuente como va mi vida.

Mientras tanto, muchas risas en su vida; que arrugan, pero no se olvidan ;)

Sebas, Mr. Egon

En agosto del 2008 participé como fotógrafa invitada a un evento que organizaba un amigo en Ambato, ya no recuerdo el nombre pero incluía música, stencil y bmx.

A cargo del stencil estaba Demetzia. Ese día les conocí al Lucho y al Sebas, el Lucho en jean y camiseta como siempre y el Sebas, con Jean, camiseta y chompa perfectamente combinados y limpios.
El Sebas tenía rastas cuando le conocí.

Luego en el 2010 nos volvimos a vincular con ellos por el primer Grafff que organizaba Central Dogma en Ambato como parte del Festivalfff, ahí les conocí a los demás.

Entre pintadas fueron creciendo los lazos de amistad, y siempre coincidiamos en eventos, fiestas, expos.

No puedo decir que nos hayamos vuelto íntimos. Sólo nos unía algo mucho más grande. El color, las ganas de cambiar el mundo cada uno a su manera, ideando, creando, pintando, fotografiando, riendo.

En el 2012, le invité al Sebas a ir a pintar en Pelileo, al Kaminu; pero coincidió con su viaje a Alemania y ya no pudo ir.

No supe mucho de su vida durante al menos un año... pero siempre "mantuvimos el contacto por facebook" likes en sus fotos, diseños.

Cuando regresó de Alemania, le dije que me gustaba mucho el estilo que estaba trabajando y le propuse que ilustrara algo para mi, que quería tatuarme algo suyo, conversamos un poco de lo que quería y quedamos de concretar algún rato. Pero no pudimos.

Lo siguiente que supe del Sebas, estúpida y afortunadamente fue por Facebook. Había muerto.

A cuadras de su casa un conductor (inserte aquí el insulto que guste), iba a exceso de velocidad, lo atropelló, lo dejó solo y murió.

Intenté contactar a los amigos para saber donde lo estaban velando, desgraciadamente no podía hacer más que acompañarlo, acompañar a su familia, que nunca llegué a conocer, no se, la idea era estar juntos todos.

Eso me dió rabia, tener que volver a verlos a todos, a todos los que un día compartimos el sol y el color, en esas circunstancias, ir a verle al Sebas sin poder verle, sin querer verle.

Despedirse sin despedirse.

Pregunté, y dijeron que no sufrió, ojalá haya sido así. No lo merecía.

El Sebas, por decirlo de algun modo, siempre me pareció el mas formalito de todos. Bien criadito como dicen. Era oportuno, considerado y (en medio de los chistes, las pintadas y las bielas), era un caballero.
Cómo no iba a serlo si sus familiares más cercanos, los que estan dentro del corazón, eran tres mujeres.

Tenía una sonrisa preciosa. De esas que nunca te hacen dudar de su sinceridad.

Nunca se ensuciaba cuando pintaba, siempre le hacía el mismo comentario. Yo medio pasando una lata me embarraba toda.

Es extraño, podría decirse que compartimos cosas efímeras, quizás superficiales para muchos. Pero las siento importantes.

El tenía aún tanto para dar, tanto por hacer. Dicen que tal vez cumplió su ciclo y por eso se fue. Pero no siempre es consuelo.

Uno nunca quiere que alguien que aporta tanto a su mundo, a nuestro mundo, se vaya así.

Lo lloré, me enojé por la forma en que murió y en cierta forma me resigné.

Hace unas semanas, se emitió la sentencia en su caso, su muerte quedó sin sanción, pasó a la estadística; y, como tantas veces en este país, se le echó la culpa a la víctima.

Lo único bueno es que el Sebas nunca se irá.