Momento sensiblero 1...(de varios que seguro habrán porque una tiene su corazoncito)..


A riesgo de que esto parezca un blog de nena como el que describe Estertor, quiero hoy copmpartir con ustedes unos cuantos aprendizajes empíricos recientes:


1. Si quieres decir algo sólo dilo, siempre y cuando estés seguro de que es verdad.

Esto en particular en lo referente a los sentimientos. Yo soy de esas personas que dice lo que siente y ya.

No me importa a quién, donde, cómo, ni cuando. Me importa un honorable rábano que piensen que soy muy sensible o vulnerable (antes temía por eso, pero ya no, porque reconozco como mujercita grande que soy, que a veces lo soy).

Yo se que algunos pensarán por ejemplo que decir todavía te quiero o te extraño son faltas imperdonables para con el orgullo (que dista kilométricamente del amor propio), pero para mi decir eso es sólo decirlo, decir lo que piensas y sientes, librarte de ello que hace que se te anude la garganta y sán se acabó.

Las probables consecuencias son dos: que te digan: yo también o yo igual, o yo no (en alguna forma); yo no le veo el drama, finalmente cualquiera de las dos respuestas te dará la mórbida satisfacción de saber que en lo posterior podrás decidir decirlo de vez en cuando para escuchar un yo también o de no decirlo nunca más para evitarte el mal rato.


2. Toma las cosas con calma, sobretodo cuando no sientes seguridad alguna sobre ellas.

Tomar decisiones apresuradas o decir cosas impulsados por la tristeza, rabia, celos, amor o euforia, generalmente tiene un mal final.

Si no sientes seguridad sobre algo, es mejor no arriesgarse. Nadie (excepto un suicida masoquista) se lanzaría con los ojos cerrados de un puente, sin cuerdas sin portección alguna, sin antes verificar que al menos hay agua que te reciba abajo.

Hay que ser cauteloso (a veces también es bueno maquinar), a fin de no tener que arrepentirse luego. Yo nunca me arrepiento de nada, porque una de dos: pienso muy bien lo que haré y asumo toda consecuencia o lo pienso bien y no lo hago.

Los riesgos deben ser tomados con sabiduría, ello no les quita la emoción.


3.Hay cosas que es mejor no saber

Generalmente son cosas que duelen. Yo soy experta en preguntar cosas cuya respuesta sería mejor no saber. Soy insistente, persistente y recursiva para obtener información. Medio masoquista.

Han escuchado eso de "miénteme que me gusta", diría yo "hiéreme que lo busco".

Aclaro, son cosas que sería bueno no saber por que causan dolor, nada más.

Eso de "una mentira que te haga feliz vale mas que una verdad que te amargue la vida" es mentira!....SIIII alguna vez escuché Arjona.


4. Hay cosas que es mejor no decir

Así como es bueno decir lo que sientes, por lo expuesto en el punto 1., es bueno también callar a veces. Y el motivo para callar será simplementeque dudaste sobre si decir o no decir lo que tenías pensado o sobre lo que sientes.

Si dudas UN MOMENTO, no lo digas; ese no era el momento. Todo se dice en algún punto, hay que ser prudentes al escogerlo.

Yo trato de ser prudente, paciente, considerada, etc., etc., etc., pero a veces se me olvida que, debo ser todo eso conmigo primero. Luego con los demás.
Estoy aprendiendo mucho ultimamente. De mi, de la gente. He aprendido a manejarme mejor en materia de relaciones interpersonales, lo cual resulta imprescindible considerando que no soy creación de Daniel Defoe.


Hay que ser mentirosos e hipócritas a veces. Pero auténticos siempre.

Y bueee, no es que sea payasa (si soy) pero se me vino esta canción al leer el post completo ja ja ja...

cumpliendo mis deseos..



Hoy cumplí uno de mis deseos postergados hace muuucho tiempo...

Cuestión de decisón y ganas no más fue...

La semana pasada decidí que hoy sería el día y lo fue..

No sentí nervios ni mucho dolor la primera vez, tampoco los sentí en esta ocasión..

Él me sonreía confiado, pero decidí indagar un poco sobre su experiencia, se sintió amenazado, pero respondió cada pregunta..

Llegamos al lugar me pidió que lo esperara unos minutos, que iria a preparar todo...

Regresó y preguntandome si estaba lista me mostró el camino que debía seguir con él...

Hablamos sólo unos minutos, me quité lo que llevaba encima y el empezó a hacer lo suyo, me pidió que me quedara quieta y lo hice..

Luego me senté, me puse los audífonos y empezó otra vez, esta vez, ya iba en serio..
Me preguntó si estaba lista y dije que si, se acercó lentamente y me tocó por primera vez, era una sensación extraña y a la vez conocida, como si no hubiese pasado mucho tiempo desde la última vez..

En ocasiones sobretodo arriba dolia...

Nos tomó media hora...

Me pareció poco tiempo, esperaba que tarde más, pero me tomó una fotografía y al verla me sentí satisfecha...

Me dió su trajeta, le pregunté su nombre y con un beso en la mejilla nos despedimos...

Y así fue como obtuve mi nuevo tatuaje )=D

cochinos....je je